Salud

Métodos anticonceptivos adecuados para después del parto

Métodos anticonceptivos adecuados para después del parto

Quizá todavía no lo has hablado con tu ginecólogo; pero lo cierto es que después del parto no puedes tomar cualquier anticonceptivo. La píldora, el parche y el anillo vaginal no son buenas opciones para ti mientras estés amamantando. Tus mejores opciones de anticonceptivos para después del parto son estos:

Condones masculinos y femeninos: Uno de los métodos anticonceptivos seguros de utilizar después del parto son los condones masculinos y femeninos. Son económicos, fáciles de conseguir y no tienen contraindicaciones para el bebé. Al no tener hormonas, no hay nada que puede interferir en la lactancia.

Diafragma: También puedes usar un diafragma cada vez que desees tener relaciones sexuales. Los diafragmas son cúpulas suaves y circulares hechas de caucho o silicona que se ajustan a tu cuello uterino. El médico puede colocarlo seis semanas después de haber tenido al bebé; cuando tu cuello uterino ya habrá adquirido su tamaño normal posterior al embarazo. Al igual que el condón, no contiene hormonas y por lo tanto no afecta la lactancia.

Mini-píldora: La mini-píldora, también llamada píldora de progestágeno, es apta para cuando estás amamantando porque no afecta el suministro de leche. Y aunque una pequeña cantidad de la hormona progestágeno pasará a través de su leche materna, no afectará al bebé.

Inyecciones: Las inyecciones funcionan durante varias semanas, y al igual que la mini-píldora, si estás amamantando una pequeña cantidad de progestágeno llegará al bebé, pero no le hará ningún daño. Eso sí, tendrás que esperar seis semanas después del nacimiento del bebé antes de recibir la inyección.

Dispositivo intrauterino: El dispositivo intrauterino (DIU) puede ser instalado durante 5 a 10 años, dependiendo del tipo. Puedes comenzar a usar un DIU en cualquier momento después de tener un bebé, pero por lo general se inserta a partir de las cuatro semanas después del nacimiento.

Share: